Juanes y Juanses   
Ir a la página principal de la web

Juanenes y Juanses eran dos formichanos, primos por parte de madre y de edad parecida, que dieron lugar a historias y anecdotas que todavía hoy se cuentan.

Se habían criados juntos, casi como hermanos, aunque eran muy diferentes : Juanenes era tranquilo, serio y trabajador; Juanses era, por contra, movido, alegre y más lleno de imaginación que su primo.

Las historias que Juanses oía a otras gentes y de otros lugares le iban forjando la idea de dejar Formiche y marchar a verlos y conocerlos.

Un día, tras hablar con sus padres y decirselo a Juanenes, partió hacia Valencia.

Transcurrieron meses sin que nadie supiera nada de Juanses. Juanenes, preocupado por su suerte y teniendo ganas de volverlo a ver, decidió, al terminar la siega, marchar a Valencia para saber de él y pasar unos días juntos.

Pasaron quince días hasta que Juanenes volvió al pueblo y a todos, los que le preguntaban, les contaba lo mismo:

- ¡Juanenes...! ¿Como está por Valencia tu primo Juanses?

- ¡Calla, calla ..! ¡No he visto otra cosa igual!. Con lo renombrado que es mi primo Juanses y cuando preguntaba por él, nadie lo conocía. Aquí, en el pueblo, cualquier chaval sabe y conoce a quien vive en cada casa. Así que me he vuelto sin saber nada de él. ¡Vaya gente con la que se ha ido a vivir Juanses!