Las Fundaciones benefico-asistenciales en Formiche Alto
Ir a la página principal de la web

Las Fundaciones, según la definición clásica, son un patrimonio adscrito a un fin de carácter general elegido por una persona, la persona que la funda.

Son organizaciones, fruto de la iniciativa privada no lucrativa, que tienden a la igualdad social, a través de actuaciones de protección social hacia colectivos afectados por carencias económicas, sociales y culturales.

Los antecedentes más antiguos conocidos sobre las Fundaciones en Formiche Alto se hallan contenidos en el "informe sobre pobres y Fundaciones de Obras Pías" de 1774 y que obra en el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza. Real Acuerdo (Serie expedientes temáticos, caja 26, nº 5, pieza 1ª).

Según dicho informe el número de pobres mendigos existentes en Formiche Alto en 1774 era de 15, con la siguiente distribución:

    | Inútiles
2
HOMBRES Muchachos |
    | Sanos
10
     
MUJERES Muchachas | Sanas
1
     
  Mujeres | Casadas
1
    ! Viudas
1

Siete eran las Obras Pías que existían:

1.- Un Pío legado fundado por Isabel Torremocha para casar Doncellas Parientas y, sino las hubiera, para asistir a estudiantes parientes suyos.

2.- Otro por Mariana Patrón para ayudar a tomar estado las descendientas de Adrián y Esteban Martín, parientes suyos y, sino los hubiera, para repartir a pobres del lugar.

3.- Otro por Mosen Andrés Martín para ayudar a tomar estado parientas suyas, descendientas de Adrián y Esteban Martín.

4.- Otro por Juan Bautista Sánchez para ayudar a casar doncellas y, en su defecto, para asistir a estudiantes parientes suyos.

5.- Otro por Luis Pérez Monteagudo para casar doncellas parientas suyas dentro del cuarto grado, y dentro del mismo para asistir estudiantes y, concluidos estos, para casar doncellas consignando dos años a las del lugar y uno a las de Monteagudo.

6.- Otro para alumbrar y reparar Ermitas del lugar.

7.- Otro de varias limosnas, para repartir a pobres en varios tiempos del año, tomar tres bulas de difuntos, y para pasar de lugar en lugar pobres enfermos y niños expósitos.

De estas Obras Pías, a primeros de siglo, dos se conocen como Fundaciones Benéfico-asistenciales:

La Fundación "Juan Bautista Sánchez" que fue instituida el 23 de abril de 1651 y clasificada como Fundación Benéfico-asistencial el 19 de septiembre de 1902.

Se desconoce el patrimonio fundacional, indicando el alcalde de la localidad D. Pedro Jose Gómez, en un informe de 1940, que cuanta documentación existía en el archivo de la Fundación desapareció durante la guerra civil, como consecuencia de un incendio.

Su finalidad seguía siendo el dotar a doncellas. Poseía en 1965 una inscripción nominativa de Deuda Perpetua al 4% depositada en el Banco Aragón de Teruel, nº 1832, de 138,6 pesetas nominales, y eran Patronos el Alcalde y el Párroco.

La última rendición de cuentas es de 1932.

Quedo incluida en el expediente de refundición de Instituciones Benéficas aprobado por resolución de 8 de octubre de 1964, contando en el momento de su agregación con un capital de 100 pesetas.

La Fundación "Luis Pérez Monteagudo", se desconoce la fecha en que fue instituida, su capital inicial ascendía a 1.600 pesetas, siendo refundida en fecha 9-11-59.

Se desconoce el patrimonio fundacional, por las mismas razones que la anterior, aunque se presume la existencia de fincas.

Eran Patronos el Alcalde y el Párroco.

En un informe de la Junta Provincial de Beneficencia se indica que poseía dos inscripciones nº 921 y 4.548 de 1.100 y 500 pesetas nominales respectivamente.

En escrito de la Alcaldía de 1964 se indica que desapareció la inscripción nº 921 de 1.100 pesetas nominales.

La última rendición de cuentas es de 1951.