Escuela de guiñote - Estrategia Volver al menu  principal

El guiñote es un juego mezcla de suerte y de inteligencia. La suerte es un factor importantisimo, pero no definitivo, igual que ocurre con el conocimiento y la buena práctica del juego, que por si no asegura el resultado.

Es preciso tener buena memoria, trabajar bien para descartarse, tener psicologia para averiguar el estilo de cada jugador, y también intuición o corazonadas.

Las estrategias empleadas en el guiñote son de lo mas variado. Uno quieren empezar a sumar puntos desde el primer momento. Otros, desprecian esos puntos del comienzo para afilar mejor su juego al final.

Hay una serie de normas, no escritas, y que son fruto del dictado del sentido común, la lógica o la prudencia, y que no deben saltarse, aunque hay que defender la genialidad de cada uno "a pesar del compañero":

<> Durante la partida y antes del arrastre, se debe intentar descubrir que cartas tienen los otros compañero de mesa y como juegan.

<> Se debe producir el descarte para el arrastre.

<> El descarte, siempre que sea posible, debe realizarse a palo diferente del compañero.

<> Si el compañero durante el juego echase del mismo palo, debe entenderse que es por ir forzado, lo cual significa que tiene juego, cantes o guiñotes.

<> Es prioritario descartarse a guardar acuses o guiñotes.

<> Para sacar - arrancar - el As lo mejor, ademas de que sea seguro, es arrastrar del tres.

<> No sacar, durante el transcurso del juego, la carta que señala el triunfo, debiendo dejarla para la ultima robada.

<> Si no se tiene el juego muy claro, el triunfo o carta de marque se debe dejar, si así va, para el compañero.

<> Se debe intentar siempre hacer las diez últimas, ya que pueden decidir la victoria en caso de empate a puntos y además porque te permite barajar, dar y, en las vueltas, la posición ventajosa de ser él que tira la ultima carta de la primera baza
.