LA PASTORADA DE SAN ROQUE
Ir a la página principal de la web

Dibujo medieval representativo de la Pastorada




Uno de los objetivos de la Asociación Cultural "Cabezo Alto" ha sido la recuperación y realización de las "Embajadas", nombre con el que se conocía o denominaba el Dance de la localidad de Formiche Alto.

El "Dance aragonés" es una de las más peculiar manifestación popular aragonesa, actualmente en proceso de recuperación, no siempre correcta, pero sí bien intencionada.

En Formiche, dada la dificultad de una recuperación completa del dance local se ha tomado la decisión de efectuar una "nueva creación", basandonos en el texto original, incompleto, y los dances de localidades próximas: El Castellar, Alcala de la Selva, Mora de Rubielos.

ESTRUCTURA Y TRAMA DE LA PASTORADA DE SAN ROQUE

Se celebra con ocasión de las fiestas de agosto, en honor de San Roque, de periodicidad anual, y se inicia en la Iglesia, al termino de la misa en honor de San Roque.

El Mayordomo de la última pastorada, portando el bastón de la Pastorada, llama al nuevo Mayordomo, el cual tomando el bastón, golpea el suelo y dice "¡Que comience la Pastorada!.

El capitan cristiano, desde el altar, dice la loa a la Virgen de la Asunción, y toma juramento a la tropa, la cual llevará en andas y en procesión al santo.

Esta parte no es propiamente de la pastorada, sino de las denominadas "embajadas", pero por su relativa sencillez se ha considerado oportuno realizarla para, en años sucesivos, enlazarla con el parlamento de los embajadores cristiano y moro, completando el nuevo dance de la localidad.

Además del capitán cristiano y los cuatro soldados cristianos, Intervienen el mayoral, el rabadán y el zagal que dialogan sobre temas diversos, pero preferentemente relacionados con la fiesta religiosa a celebrar y acerca de los asuntos locales, con frecuencia teñidos de elementos críticos o satíricos y con aspectos cómicos, normalmente relatos de hechos locales recientes o sátiras a personas o personajes de la localidad, lo que en la localidad se conoce por "logas".

También interviene el diablo.

La trama básica consiste en que el rabadán y el zagal, al oír la fiesta que se celebra, abandonan el ganado que están cuidando y acuden al pueblo, siendo sorprendidos por el mayoral, que les riñe y les hace notar su autoridad; el rabadán y el zagal se disculpan por la gran devoción que profesan al Santo, siendo perdonados y autorizados a unirse a la fiesta, estableciéndose los diálogos y echando las "logas".

En medio de los diálogos aparece el diablo, que les conmina a abandonar la fiesta; da alaridos; persigue y asusta a los niños e intenta levantar las faldas de las mujeres. El diablo cumple un papel cómico en la mayor parte de las ocasiones, creando desorden y confusión.

Los pastores agitándo sus cayados de forma estruendosa, pero rítmica, ahuyentan al diablo cada vez que aparece.

Terminada la pastorada, continua el recorrido de la procesión hasta la puerta del templo, donde los soldados izan la peana con la imagen del santo para que las personas del pueblo pasen debajo, en un acto simbólico de solicitud de la bendición del santo para el resto del año. Al salir de debajo de la peana se pone la invitación del Mayordomo, bendecida en la Iglesia, para tomar cada uno, normalmente una pastica de San Roque.

En total intervienen 10 personas.